El arte de escribir y hablar correctamente

Introducción[1] 

En una entrevista para Antena 3, J. J. Benítez afirmó que los eruditos reunidos en este lugar, son miembros de una secta de extraterrestres que veneran unas tzantzas de plástico fabricadas por la multinacional ACME.

La Real Academia de la Lengua, fundada en 1713, es la entidad encargada de la planificación lingüística y el fomento de la unidad idiomática del español, sin embargo, algo de lo que no parecen estar conscientes sus beneméritos miembros es que, con el transcurso del tiempo, surgen personajes inefables cuyas ideas no deben ser soslayadas, de hecho, el idioma tiene que  transformarse y adaptarse a ellas.

En consecuencia, he decidido hacer esta modesta aportación, donde detallaré los capítulos que se les olvidaron a los sucesores de Cervantes en la estructuración de la Nueva gramática de la lengua española, propiamente los que se refieren a “hablar y escribir con corrección si usted es un reformista social (un paladín de la justicia análogo a Superman pero con piojos, marihuana y sin una prima buena que se haga llamar Superchica) o un estudioso y/o/u analista de los fenómenos culturales y/o/u/e sociales de las sociedades societarias, cultas y/o/u/e/w incultas de este gran organismo vivo (que evoluciona y/o/u/e/w/x/π no evoluciona, dependiendo de su perspectiva y/o/u/e/a/w/x/π/α/∞ punto de vista), llamado: ‘sociedad’”.

La prima buena de Superman (¿será que él aplicó aquello de "la prima con la pierna encima"?), pariente de categoría inaccesible para un erudito de las Ciencias Sociales.

Finalmente, el valor de este texto, si usted pretende ser un hombre educado, racional, culto y sobre todo útil, es nulo. Pero si lo que desea, por otro lado, es ser ministro de una tecnocracia latinoamericana (es decir, un inútil), este es el tratado que debe leer.

Objetivo general

Guiar al joven intelectual con ideales elevados por la senda de la corrección idiomática, la misma que le permitirá acceder al Parnaso de las Ciencias Sociales.

Objetivos específicos 

Específicamente, ninguno.

Capítulo primero y último

Dado que todo intelectual contemporáneo honesto y serio debe ser, ineludiblemente, feminista e indigenista (por mencionar sólo un par de “istas” a los que tiene que estar afiliado sin beneficio de inventario), el español tiene dos defectos que chocan contra la modernísima forma de ver el mundo:

  1. Es sexista.
  2. Es español.

Precisamente, el origen ibérico es uno de sus peores defectos. ¿Cómo es posible que la mayor parte de latinoamericanos hablemos el idioma de una nación conquistadora? ¿Acaso los estadounidenses se comunican en inglés? ¡No, ellos hablan estadounidense! ¿Acaso los incas (que no eran conquistadores sino voluntarios de la Cruz Roja Precolombina) impusieron el quechua a otros pueblos? ¡Nunca, ellos eran budistas!

Don Miguel de Cervantes, cantante de reggaeton. Autor de ese profundo estribillo que dice: "Perrea, perro, perrea con más 'flow'".

Sin embargo, lo peor es la misoginia que está implícita en el idioma de don Miguel de Cervantes (¡primoroso cantante italiano de reggaeton!) y que se hace patente cuando hablamos en plural, ya que no se dice “las pilotas” sino “los pilotos”, sin importar si nos estamos refiriendo a un colectivo de quinientas mujeres y tres cuartos de hombre.

En todo caso, estas iniquidades de origen y de forma pueden ser subsanas. Para solucionar su linaje hispano, mi propuesta es cambiarlo de nombre; ya nadie deberá referirse a él como “español” o, peor todavía, “castellano” (porque eso implica que es el dialecto de un castillo y esas estructuras, como todo el mundo sabe, solamente existen en Europa Central, es decir, en Australia), sino como “lathispafilipinoamericano”. Con esa simple modificación de nomenclatura abarcaremos a todos los lugares que hablan o hablaron alguna vez este idioma, evitando la segregación semi – nazi actual; además es necesario que ciertos nombres y expresiones castizas sean reemplazadas por dichos de origen ancestral, indígena, pues la castidad es un prejuicio impuesto por los curas para subyugar a las mujeres, que, ventajosamente, no ha quedado en la memoria colectiva de las sociedades antiguas.

Movimiento Feminista de España celebrando porque, finalmente, este blog ha dejado de ser degradante y sexista (¿?).

La cura para el sexismo chovinista ya ha sido planteada por otros eruditos antes de que se nos ocurriera a nosotros (en realidad este compendio de sabiduría está escrito por una sola persona, pero los cánones del “cientista social” señalan que es prudente utilizar la primera persona del plural para evitar que el dios desconocido se enoje por nuestra arrogancia). En vez de referirnos, usando el ejemplo que se halla expuesto líneas arriba, a “los pilotos”, diremos: “las y los pelotas” o, en su defecto, “l@s pilot@s”, variable mucho más aceptable teniendo en cuenta que los que escribimos est@ clase de majaderí@s som@s dueñ@s de vari@s arrobas de mal gusto y estupidez.

Para ilustrar con mayor claridad la nueva regla, utilizaré un párrafo de la biografía de Fidel Castro (Maestro Jedi y Super Saiyajin 4 del panteón intelectual de todo pensador contemporáneo serio), publicada en la página web del Partido Comunista del Ecuador:

Texto original:

“Castro se inició en la vida pública como político opositor y destacó especialmente tras el asalto al cuartel Moncada en 1953, por el que fue condenado a prisión. Tras ser indultado gracias a la presión de la opinión pública, se exilió en México, donde planeó la invasión guerrillera de 1956, derrocando al régimen de Fulgencio Batista. Fue nombrado Primer Ministro el 27 de febrero del mismo año por el Presidente Manuel Urrutia. Lideró en 1961 la adopción del marxismo por el gobierno revolucionario, estableciendo el primer estado socialista de América. Tras las reformas de 1976, fue electo presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros. Desde la fundación del partido comunista en 1965, es el Primer Secretario del mismo (sic).”[2]

Texto corregido:

Fidel Castro tropezándose con los resultados positivos de su administración, es decir, un cosa muy, pero muy chiquita.

“Enantes, Castro se inició en la vida pública como paladín de la lucha contra los cerd@s imperialist@s, destacándose en la toma de ese repugnante refugio de milic@s orangutanes opresores que era el cuartel de la Moncada en 1953, o sea, hace fuuuuuuuu; por esta razón, l@s puerc@s capitalist@s lo encerraron en la cárcel (tugurio que no debe existir porque tod@s tenemos derecho a la libertad). Tras ser indultado, gracias a la presión de la prensa corrupta y acomodaticia, se fue al país de los aztecas, donde planeó la invasión de la guerrilla (única esperanza del puebl@ oprimid@), de 1956 (¡hace fuctas!), derrocando a ese corrupto dictadorzuelo que era el Batistuta. Fue nombrado Primer Menestro el 27 de febrero del mismo año (aprovechando la cercanía del solsticio, gracias al que recibió la bendición de los espíritus del mar, del fuego y de la tierra), por el presi Urrutia. Lideró en 1961 la adopción del marxismo (única corriente filosófica que vale la pena), estableciendo un Tahuantinsuyu en el Caribe. Tras las reformas de los setentasssss fue electo Gran Chamán y líder del Consejo de Sabios. Desde la fundición del partido columpista en 1965, es el Primer Sectario del mismo.”

Conclusiones

Que ser español es malo y que no hay que ser envidiosos. Gracias.

Bibliografía

–          Del autor no tengo ni la más puta idea. “Nacho, libro inicial de lectura”. Susaeta Ediciones.

Este Nacho es el mismo que actualmente trabaja en las películas pornográficas españolas (las celebridades siempre se degeneran cuando crecen).

–          Zapata Santillana, Evardo. Escritura Coquito”. Ediciones Coquito.

–          Zapata Santillana, Evardo. “Cancionero Coquito”. Ediciones Coquito.

–          Woods, Geraldine. “English Grammar For Dummies, Second Edition”. Wiley Publishing, Inc. (Lo que sirve para los gringos imperialistas también debe servir a los pueblos oprimidos.)

 

¬¬


[1] La presente entrada está escrita siguiendo la técnica y los parámetros de un ensayo serio de Ciencias Sociales.


[2] Si usted es un sincero columnista debe leer el texto completo.

Viernes 13 (con Física)

Quema de Templarios en Francia. Esto les puede pasar si son como ellos, es decir, brujos, degenerados, comunistas que ven porno, leen este blog, usan Feisbuc, etc. Para evitar que los inmolen como a un caballero medieval caído en desgracia, sigan los consejos de @JovenCatolico_ en Twitter.

A mí no me digan que el viernes 13 es un día corriente ensuciado por una superstición tonta, cuyo origen es la persecución de los Templarios en 1307; yo estoy seguro de que es una fecha terrible, pues he sufrido sus efectos en carne propia. De hecho, la razón por la que no actualicé la semana pasada este blog, fue precisamente porque estaba tratando de recuperarme de los traumas sicológicos, morales y físicos que me produjo. Todo empezó por culpa de un libro de Física que compré, “El universo elegante” de Brian Greene, y la verdad es que me gustó tanto que me enfrasqué en su lectura, llegando, en tres días, a devorar las casi seiscientas páginas, de las cuales entendí veinte (mi cabeza estaba debatiéndose entre el harakiri y el derrame).

‘El universo elegante’. Léanlo, es muy bueno… ¡De verdad, carajo! ¡Yo también puedo ser serio de vez cuando!

El viernes 13 me levanté de la cama a las 7 de la mañana y no estoy seguro si fue la falta de sueño (apenas había dormido 666 segundos) o el cortocircuito que El universo elegante produjo en mi cerebro, pero empecé a pensar y a oír todo en términos de Física. Después de vestirme, salí a la calle y me crucé con una universitaria que vive frente a mi casa. El hecho es que esto era una singularidad porque, a pesar de que yo la acosaba, el principio de incertidumbre de Heisenberg apenas me permitía percatarme de su posición defensiva o la velocidad con la que escapaba de mi masculina onda electromagnética. Quise comportarme como un caballero inglés y, mientras ella buscaba su teléfono móvil para llamar a la policía, quedando así independiente de perturbaciones, le dije: — ¿No te gustaría que formáramos una superpareja? — ¡No, idiota, porque tú sólo eres una partícula virtual y a mí me gustan las supercuerdas! – dijo mirándome de pies a cabeza.

No, no es mi vecina, ¡es Kaley Cuoco!, y sí, ya sé que no tiene nada que ver con el relato pero no me van a negar que cuando leyeron ‘Big Bang’, pensaron en ella. ¡’Geeks’ y morbosos!

En ese momento sentí que mi corazón sufría un Big Bang y luego se congelaba como si estuviera expuesto a la temperatura del cero absoluto. Ella, aprovechando mi fuerza nuclear débil y el caos que había ocasionado su respuesta, subió a un taxi, marchándose a la velocidad de la luz. Por otra parte, yo me quedé solitario como un fotón, mientras me preguntaba si en un universo paralelo, nuestras múltiples historias podrían unirse.  De pronto, una mujer, con una figura que desafiaba la geometría de Euclides y hasta la de Riemann, se acercó a mí con coquetería. — ¿Me dejas tocar el horizonte de sucesos de tu lindo agujero negro? — exclamé. — Claro, papi, siempre y cuando me permitas explorar tu túnel de gusano – contestó con una voz tan gruesa como la de Mike Tyson. Salí disparado igual que si fuera una bala de cañón y, por suerte, mi movimiento rectilíneo uniformemente variable me permitió escapar, entrando en una dimensión arrollada.  Desgraciadamente, el azar quiso que este lugar no fuera otro que un prostíbulo, donde cierta vez, ebrio y aprovechándome de la constante de acoplamiento que surgió entre una de las “damas” y yo, salí haciendo uso del servicio pero sin pagar la cuenta. — Oye, Bosón Gauge Asociado A La Fuerza Débil, aún me acuerdo de ti y si no pagas te partiré el espacio liso y luego el campo de fuerzas para que nunca más puedas tocar a alguna de mis niñas – me dijo el chulo al tiempo que hacía crujir sus nudillos.

El chulo que me partió la madre ahora es luchador en México, así que ¡cuidado con hacerse el chulo con él!

Naturalmente, yo no tenía ni un centavo, y después de convertirme en la víctima de una fluctuación cuántica, me botaron en un callejón mugroso, cubierto de espuma y con el cuerpo en estado de alta entropía (hecho una mierda). Apenas esta mañana me recuperé, aunque todavía me siento como el gato Schrödinger, o sea medio vivo y medio muerto. De manera que lo único que obtuve de este viernes 13 es que no debo leer demasiada Física porque mi modelo estándar supersimétrico puede sufrir una contracción de Lorentz o lo que es peor: un Big Crunch que me lleve al cementerio. ¬¬