El sueño soñado

Siempre estuve enamorado de Cristina, por eso, cuando me telefoneó, invitándome a su casa; no dudé en aceptar. Sin embargo, había algo extraño en su voz, algo indefinible que me dejó perplejo.

— Necesito hablar contigo, es importante.

Pregunté de qué se trataba, pero, sin responderme, se puso a narrar un sueño que tuvo la noche anterior.

— … Yo era Chuang Tzu que soñaba que era una mariposa, la cual, en su vuelo, recorría una verde pradera, llena de rosas y tulipanes; de pronto, abría los ojos, convertida, otra vez, en el pensador chino, quien, desesperado, dijo algo que soy incapaz de recordar, pero que me puso tan nerviosa que desperté… Más tarde te cuento todo con detalle, no demores…

Llegué a su casa puntualmente. La puerta estaba abierta. Me dirigí a su habitación; no había la menor señal de Cristina, sin embargo, una mariposa roja apareció, posándose por unos segundos en mi hombro. Luego, aleteando con tristeza, se marchó…

Anuncios